23/9/15

LOVEFOOL + ENTREVISTA

¡Queridos soñadores!

Hoy desde las sombras os quiero hablar de una publicación muy vérsatil de Isabel del Río.

LOVEFOOL!



Menuda portada... ¿eh?

Tan simple y a la vez tan sensual...


Gracias a su formato de compendio, Lovefool cuenta con la reedición de Casa de Títeres, con un prólogo muy interesante y un conjunto de relatos tan variados como alucinantes. Creo que es la obra de Isabel que todo el mundo debería leer. Tanto aquellos lectores que ya han descubierto su prosa, como aquellos que aún no se han iniciado con ella y quieren saber de lo que es capaz.

Os quedaréis con la boca abierta, ¡os lo aseguro!

A mí personalmente me dejó en shock, después pasé a las sonrisas y después a los gritos de: ¡¡Es la cañaaaa!!, ¡¡Me encantaaaa! Para después suspirar enamorada totalmente.

Y es que Lovefool, es una obra magnífica, elegante, sensual, erótica, melancólica, reflexiva, oscura, gore... ¡Lo tiene todo!

Y como no podía ser de otra forma...al ser la obra tan distinta a las que ya he mencionado anteriormente...

En la entrevista de hoy, a la autora se le suelta un poco la lengua, y nos cuenta unas cositas que... ejém, ejém...

Yo no quería que contara estas cosas, pero...soy solo un alma entre las sombras que transcribe lo que le mandan al correo...jijijijijij


LOVEFOOL es un conjunto de:


Seis relatos donde terror, amor, misterio, pasión, muerte, sexo y venganza se unen para descubrirnos la oscuridad y el deseo que puede esconder una sola mirada.

Por petición popular, Otros Mundos vuelve a publicar en papel y en ebook la primera obra de Isabel del Río, Casa de Títeres, acompañada por otros relatos ardientes y escalofriantes de la misma autora.


-Fragmento:

«Todo lo que asciende, irremediablemente, ha de caer hasta estrellarse contra la dura realidad y romperse en mil pedazos. Y una noche mi felicidad se quebró y confundió». 

-Casa de Títeres-


Y sí, lo que estabáis esperando...Esa entrevista picarona...


          Si algo deja claro esta publicación es tu versatilidad como autora. Relatos espirituales y nostálgicos, terroríficos, eróticos, ¿Cuál disfrutas más? ¿Qué nace primero, los personajes, la historia o el género?

Con todos ellos disfruto enormemente. Crear historias es lo que más me llena, me permite volar y vivir experiencias que, de otro modo, me estarían vetadas. 

En cuanto a qué nace primero… Creo que los personajes. Aunque no siempre es así. Por ejemplo, en El acantilado de los susurros lo primero fue su protagonista y, a partir de ahí, creció la historia a su alrededor. En cambio, en Lo que veo desde mi ventana, fue la situación la que dio vida a todo lo demás, puesto que desde mi ventana veía cada noche a una mujer que se fotografiaba desnuda. 

El género surge después. En Tengo hambre de ti, erotismo y terror se mezclan sin poder diferenciarlos.

          ¿Cuándo decidiste crear LoveFool ya tenías pensado los géneros de cada relato, o fue un compendio que surgió de a poco?

LoveFool es una recopilación de relatos que ya tenía escritos. Nació por Casa de Títeres, novelita descatalogada que los lectores no dejaban de reclamar. Así que decidí revisarla y volver a publicarla, pero no quería que estuviera tan solita, así que busqué relatos de los distintos géneros que encontramos en Casa de Títeres: terror, erotismo, psicología… 

          Hambre de ti es el relato más gore, sexual y creepy que he leído nunca. ¿Alguna recomendación literaria o cinematográfica con la que nos quieras sorprender?

¡Jajaja! Muchas gracias XDDD 

Me encanta el terror, tanto en el cine como en las novelas, pero nunca he visto una peli erótica de este estilo. La verdad es que, por mucho que después me miren mal, la idea nació de un sueño erótico en que el deseo se incrementaba hasta tal punto que acabábamos devorándonos. Esa idea la mezclé con varios conceptos: la inmortalidad, la tortura eterna, la pasión como gula, el vacío por la falta de amor, las almas gemelas… Y a partir de ahí surgió Hambre de ti.

          ¿Cuáles fueron las chispas que dieron vida a cada uno de los relatos?

Sobre Casa de Títeres ya hablé en otra entrevista ;P

La chispa de Sueños húmedos fue esa idea que tenemos del hombre/mujer soñad@.

El recuerdo de un reflejo nació de una pesadilla de infancia en la que yo no era más que una copia de la verdadera “yo”.

Lo que veo desde mi ventana es un relato sobre lo que veía cada noche desde mi propia ventana XDDDD

El acantilado de los susurros es cambiante, nació como una historia sobre la pérdida y el amor, sobre las segundas oportunidades y la melancolía, pero se convirtió en muuuucho más.

Y Hambre de ti, como he comentado en la pregunta anterior, surgió de un sueño erótico.


          ¿Alguna anécdota que se esconda detrás de ellos? Habla ahora o calla para siempre. :P

¡Jajaja! Anécdota, vale… Voy a contar algo, pero negaré haber escrito estas líneas a cualquiera que pregunte, vamos, que se las ha inventado la entrevistadora. Para conseguir ciertas emociones en los relatos eróticos, digamos que escribía en pleno acto.




Espero que os haya gustado este post, y que le echéis un vistazo a las obras y a la web de Isabel. ¡Os estará esperando!

¡Un abrazooo!

15/9/15

LA CASA DEL TORREÓN I y II + ENTREVISTA

¡Queridos soñadores!

Bienvenidos de nuevo a este rincón entre las sombras.

Hoy quiero hablar de la obra con la que descubrí a Isabel del Río.



Cuando vi la hechizante portada de La Casa del Torreón, que editorial La Galera publicó, quedé totalmtnte fascinada y enseguida quise conocer su interior. Para ello tuve que pedirlo al Fnac de Asturias y hasta el Parque Principado fui a buscarlo con tal de poder devorarlo.

Cuando lo hice, al principio me costó entrar en situación porque no estaba acostumbrada a leer una prosa tan oscura y a la vez fresca, y que removiera tantos sentimientos distintos, que me hiciese vivir en dos mundos a la vez, sin contar el mío propio.

Una vez que lo terminé no pude hacer más que adorar a Isabel por la magnífica historia que había creado, por su gran personalidad, y por la oscuridad de su obra. Desde entonces la tengo siempre en mi lista de imprescindibles porque sabe darle a la realidad la ficción que necesita, y a la ficción esa dosis de hiriente realidad que la hace tan creíble, palpable y cruda.

Con Isabel no hay medias tintas.

Y cuando llegó El Despertar de las Sombras, todavía me gustó muchísimo más, se notaba que había más licencia, más mano de Isabel, más ramas que conocer, y eso provocó que siempre haya un hueco especial en mi corazón para esta historia escrita desde las venas sin ninguna atadura.

Para los despistados os dejó las sinopsis de ambas partes, y os muestro una de las preciosas y enigmáticas ilustraciones interiores, que esta menda tiene de colgante.

Parte 1:


«Desde la azotea podía contemplar el torreón de la casa de mis sueños, con sus preciosos ventanales y un amplio y cuidado jardín. Algo que siempre me inquietó era que nunca vi a nadie. Jamás se oían voces, ni había niños jugando con las bicicletas aparcadas detrás del caserón.


Por si eso fuera poco, muchas veces busqué la casa del torreón desde la calle, pero nunca la hallé. Era como si sólo pudiera ser contemplada desde lo alto, desde la azotea donde yo tendía la ropa cuando hacía sol».

Parte 2:

«Han pasado tres años desde que Marina cruzó al mundo de La Casa del Torreón, pero algo ha cambiado. Una voz despierta a Marina y, junto a su regreso, aparece en su antiguo barrio una imponente casa. Marina intentará recuperar su vida hasta que, durante un paseo, verá horrorizada como un joven se cuela por la ventana de la casa de sus pesadillas. En ese momento Marina tendrá que escoger, ignorar lo inevitable e intentar ser normal, o regresar y salvar a los suyos.

En esta segunda entrega de La Casa del Torreón viviremos con un pie en el mundo real y con otro en el de la casa, lucharemos contra caníbales y sombras, nos reencontraremos con personajes de la primera parte y conoceremos a otros nuevos, que nos guiarán a través de los misterios de ese mundo al que sólo puede accederse a través de La Casa del Torreón.

Las sombras despiertan y están hambrientas, regresan para recuperar aquello que les pertenece y se cuelan por la rendija de la puerta hasta nuestro mundo.»




No olvidéis que en la página web de la autora podéis descubrir toda la información referente a sus obras, e incluso los primeros capítulos, ya que ha sido actualizada recientemente.

Y como viene siendo costumbre en estas últimas semanas...

Como despedida: una entrevista.



La Casa del Torreón y El Despertar de las Sombras


          Esta bilogía es quizá tu trabajo más conocido. Mezclas como nadie las sombras, la realidad y la ficción, la posibilidad de otros mundos, la sensualidad y la pasión. ¿Cómo te enfrentas a la creación? ¿Qué es lo primero que elaboras? 

La primera y la segunda parte siguieron procesos muy distintos, aunque nacieron de una misma locura. 

La Casa del Torreón es real, es una preciosa casa que he contemplado toda mi vida desde la azotea del edificio de mis padres, la particularidad es que, al principio, no era capaz de encontrarla por la calle. Supuestamente estaba en la misma manzana, pero cuando llegada donde debía estar no la encontraba. Nunca hallé explicación a ese suceso, hasta que en una cena con amigos alguien comentó en broma: “¿y si la casa estuviera en otro plano?”. Y ahí pensé, “un mundo que sólo puede ser contemplado desde la azotea, como si ésta fuera un portal”.

La primera parte empezó casi como un cuento de hadas, como una fábula oscura en la que la protagonista cae y despierta en un mundo precioso pero del que no puede escapar. La noche en que había escrito esta parte dejé el cuaderno de notas en la mesilla y me fui a dormir. Desperté un par de horas después empapada en sudor tras una horrible pesadilla y lo anoté todo. A la mañana siguiente, al releerlo, me di cuenta de que lo que había soñado era la otra cara de la novela, lo que le faltaba. El mundo de las sombras nació literalmente de mis pesadillas.

La Casa de Torreón, como Casa de Títeres, fue escrita del tirón, entre libretas y mi primer portátil. Vomité la historia sin darle demasiadas vueltas y después la leí en voz alta para quien quisiera escucharme (en este caso mi madre mientras planchaba la ropa).

La segunda parte nació justo cuando salió al mercado la primera. Paseaba por la calle y, de pronto, sentí que se me erizaba el vello. Alcé la vista y allí estaba: la casa del torreón. En ese instante escribí un SMS a mi editor, Marcelo Mazzanti: “¿qué pasaría si la casa del torreón apareciera en nuestro mundo?”. Poco después quedé para cenar con mi querido Francesc Miralles y le comenté el proyecto, me hizo un par de recomendaciones para el inicio, girando un par de ideas, y en seguida me puse a ello. 

En esta ocasión trabajé antes y preparé guión, fichas, documentación… Quería esclarecer todos aquellos interrogantes de los lectores que me habían escrito sobre la primera novela. Un mes después envié el manuscrito a Marcelo, quien hizo una revisión completa, algo que siempre le agradeceré.


          ¿De dónde surgen tus ideas? ¿Qué inspira a la Isabel escritora?

De los sueños y pesadillas, de fotografías antiguas y artículos interesantes, de conversaciones que escucho por la calle… En realidad todo puede desencadenar una historia. En el caso de La Casa del Torreón y El Despertar de las Sombras, ambas nacieron de una casa real y de una experiencia mía, de mis pesadillas y vivencias… Por ejemplo, Ángel nació de una fotografía que compré en el Mercat de Sant Antoni, la misma que el personaje le enseña a la protagonista en la novela.


          ¿Cómo preparas los personajes para que parezcan tan reales? ¿Te basas en alguien cercano para ellos? ¿Algún personaje que tenga sea alter ego de alguien en esta obra o en otra?

Depende del personaje :D

Como decía en la pregunta anterior, Ángel nació de una vieja fotografía, aunque en realidad era una mujer (sí, era una relación lésbica, como en Casa de Títeres entre Anna y Claudia). En cuanto al resto de personajes, podría decir que hay muchos que están basados en personas de mi entorno, pero a la vez combinadas con ideas que quería transmitir. James está basado en la imagen de mi primo Robert cuando era pequeño, pero mezclado con las personalidades de Peter Pan y Garfio (de ahí su nombre: James Barrie). La anciana de la cabaña está basada en mi abuela paterna, a quien hacía poco que le habían diagnosticado Alzheimer, mezclada con mi yaya materna, quien adoraba cocinar, y la bruja de Hansel y Getel. 

En La Casa del Torreón los cuentos infantiles tienen mucha importancia (pero los cuentos oscuros y clásicos, no los Disney), tanto en la trama como en la creación de sus personajes. Esa idea es más potente en la segunda parte, en la que, por ejemplo, podemos encontrar la imagen de la Sirenita o la Ondina.


          Tanto la trama principal como la personal o más sentimental están genialmente perfiladas. ¿Las trabajas por separado?

Escribo desde la psicología y los sentimientos, es decir, la historia nace desde los personajes y lo que les sucede, ellos son el motor del mundo que después “aparece” a su alrededor. 

La primera parte de La Casa del Torreón fue escrita a bocajarro, en cambio la segunda fue premeditada. A pesar de ello, en ambas me dejé arrastrar por la historia, hasta el punto de que resultaba peligroso aparecer por sorpresa cuando escribía, especialmente en una escena de terror o tensión… 


          ¿Todas tus obras contienen una gran tensión psicológica. ¿Cómo pincelas este aspecto? ¿Te cuesta mucho o sale fluido?

Lo vivo. 

Soy de las que creen que, para transmitir algo, has de sentirlo. Y así lo hago. Si es terror me aterrorizo, si es pasión me excito, y si es tristeza… Pues eso, me encuentras llorando ante el teclado.



¿Qué os ha parecido la entrevista?

Recordad que si hay algo que queráis preguntarla, podéis ser valientes y dejar vuestras preguntas en comentarios, no mordemos, aunque las Sombras igual sí. ¡Tened cuidado!

¡Un abrazo!


11/9/15

CASA DE TÍTERES + ENTREVISTA

¡Queridos soñadores!

¿Conocéis Casa de Títeres?



Es la primera obra publicada de Isabel del Río, y gracias a la publicación de Lovefool, muchas personas pudieron leerla, ya que estaba descatalogada y era muy díficil de conseguir.

¿Vosotros la habéis leído?

Yo soy una de esas personas que la tiene en papel, y dejadme deciros que os recomiendo su lectura con mucho ahínco. Porque después de La Casa del Torreón, Isabel volvió a sorprenderme con una historia que no esperaba, con esos claros y oscuros que acaban definiéndola (según mi punto de vista, claro), y con esa potencia y credibilidad que rigen sus historias.

Porque sí, yo a Isabel me la creo aunque sea un mundo apocalíptico lo que me quiere vender. Y me la creo por la fuerza que conllevan sus palabras, por sus perfectas descripciones, por su magnetismo. Por esa polaridad que te atrapa y te hace darte cuenta del verdadero carácter del ser humano.

-Sinopsis: 

Trata sobre la torturada y complicada vida de Anna. Historia de ficción, rodeada de ocultismo y tensión psicológica, muestra las pasiones y terrores del alma humana agolpe de pluma en completa desnudez. El relato nos habla de la niñez y entrada a la madurez de la protagonista, marcada por mentiras, engaños y traición. Casa de títeres habla de venganza, de un odio acérrimo y una completa desconfianza en el amor y las personas, diluido por la esperanza soñada de Anna.


Tenéis que descubrir a Anna, esa niña que se convierte en mujer y que os dejará con la boca abierta. El erotismo y la sensualidad en esta obra se salen de las páginas. Y esos mundos que se preveen, que flotan en el aire, hacen reflexionar de una manera que no podréis olvidar...

Sí dudáis...

Mi antigua y escueta reseña (cómo se nota que solo llevaba 8 meses con el blog...):

http://misangrederramada.blogspot.com.es/2011/12/casa-de-titeres-de-isabel-del-rio-sanz.html


En mi reseña de LoveFool también hablé de ella:

Una novela corta muy especial. La primera publicación de la autora, que en su momento me costó muchísimo conseguir, y cuya lectura he vuelto a disfrutar muchísimo. Una historia donde los sueños y los anhelos se mezclan con la realidad, haciéndonos vivir con intensidad, para después dejarnos en una especie de shock duradero que nos hará preguntarnos muchas cosas sobre la mente humana. 

Por si aún tenéis dudas, os dejo un fragmento recogido de la web de la autora: 

«Una gota fría cayó en mi frente, resbaló hasta mi nariz y luego se deslizó hasta mis manos introduciéndose entre mis dedos entrelazados. Abrí los ojos, estaba de rodillas, semidesnuda, desnutrida, con el pelo rapado, agotada y helada. Miré a mí alrededor. Era una celda oscura, de piedra, antigua, sin ninguna ventana, sólo con una puerta que permanecía cerrada la mayor parte del día y sólo se abría cuando el guarda me daba agua o algo de comer. Yo estaba encadenada, atada como un perro rabioso sin poder moverme del centro de lo que era mi jaula.

Intenté recordar cómo había llegado hasta allí y reí amargamente.

Risas, música, olores dulzones, alguien entró en la sala prohibida, así llegué hasta aquí. Me traicionaron, y me traicionó la persona en la que más confiaba.

¿Cuándo empezó a degenerar todo? ¿En qué momento me convertí en aquello? Viajé entre mis recuerdos. Cerré los ojos y lo vi. Todo empezó cuando era sólo una niña».



Y por si queréis conocer un poco más de la historia, os dejo la entrevista que le hice a Isabel sobre Casa de Títeres, exclusiva para este blog:



Casa de Títeres

  • Cuéntanos un poco sobre la historia.
Casa de Títeres es la historia de Anna, una niña inocente y dulce que cree vivir en un sueño, rodeada de sus seres queridos, quizá un poco sola, pues no tiene amigos, pero feliz. Un día las cosas cambian, su tía Margot los visita desde la ciudad y Anna decide presentarle a su nueva y única amiga. A partir de ahí la historia da un giro, del mismo modo que la vida de Anna, la cual comprende que todo ha sido una mentira y decide dedicar su existencia a la venganza.

  • ¿Cómo nació? ¿Cuál fue la chispa que prendió la idea?
Escribí la novelita en la universidad, escondida en una mesa que habíamos raptado de una de las salas de estudio y habíamos colocado estratégicamente bajo una escalera, ante unos ventanales que daban al exterior. Allí quedabas aislado del mundo y los ventanales se extendían desde mis pies hasta el segundo piso, así que daba la sensación de que escribías en el exterior (cosa realmente inspiradora los días de lluvia, tormenta o nevada).

En cuanto a la chispa, supongo que hubo varias. Por un lado estaba estudiando filosofía, con todo lo que ello remueve. Por otra, siempre fui una niña solitaria y sin amigos que deseaba tener una familia ideal. En cuanto a la parte mágica, es una de esas caras que no suelo explicar pero en la que he estado zambullida toda mi vida. Y el terror me encanta y es lo que escribo por inercia.

  • Nos encontramos al leer con: erotismo, sensualidad, sexualidad, amor, magia, recuerdos, dualidad espiritual… ¿Trabajas  las emociones que transmites pincelando su porcentaje con antelación, o su intensidad va surgiendo a lo largo de la escritura?  
Ni una sola palabra de Casa de Títeres fue anticipada. No hubo ni guión, ni fichas de personaje, ni nada parecido. La escribí del tirón en una pequeña libreta y después la repasé durante años, pues el perfeccionismo me podía y siempre encontraba una frase a mejorar, un nuevo giro…
Escribir la vida de Anna fue como dejar que me poseyera el espíritu de su personaje y sentir sus pensamientos y emociones, dejarme llevar a oleadas hacia el terror o el placer. 

  • Anna es una chica muy especial que se convertirá en una mujer de armas tomar. ¿Cómo cobró vida en tu cabeza?
Como muchos de mis personajes, la vi en un sueño, pero no sabía que era ella. Una niña sola ante un río y una joven llorando en una butaca. Supe que tenía una historia que explicar y la invoqué ante el folio. Empezó como una inocentona que sólo buscaba la amistad, para convertirse en una preadolescente incrédula ante la realidad que se le echaba encima, y transformarse en una adulta hermosa y aterradora.
 
  • Cada lector sacara su propia conclusión de tu obra al leer, eso es inevitable. Pero ¿qué querías tú transmitir con ella?
Nada y todo. 

No esperaba que la leyera nadie más allá de mi círculo cercano, la escribí en una época en que ni siquiera imaginaba la posibilidad de publicar. Además, soy de las que creen que la obra no termina en las manos del que la crea, sino que crece y evoluciona con cada persona que la observa, con cada lector.

Por supuesto, hay una serie de temas, como son el engaño de aquellos en quienes más confiamos; la venganza en sí misma como motivo para seguir adelante; la pasión y el amor sin importar géneros ni límites moralistas; la idea de irrealidad de nuestra propia existencia; el juego de títeres en el que nos movemos; la magia y el horror que nos rodea… Pero más allá de eso, creo que transmite unas ideas y emociones que cada lector descubre por sí mismo y le hace reflexionar. Ese es el espíritu de Casa de Títeres, hacernos ver que, a nuestra manera, “todos somos títeres”.



Tendrá razón Isabel, al final de la entrevista, cuando dice que "todos somos un poco títeres"...

¡Un abrazo, soñadores!

¡Hasta la próxima!